El aceite de oliva virgen extra en la dieta mediterránea

No estamos diciendo nada nuevo cuando hablamos sobre la dieta mediterránea como uno de los factores principales que ha contribuido a que la esperanza de vida de los países mediterráneos aumente. Y, dentro de esta dieta, el elemento primordial es el AOVE (aceite de oliva virgen extra). Como expertos en la producción de oro líquido, te contamos la importancia que tiene el AOVE en la dieta mediterránea.

 

La dieta mediterránea no es una simple serie de pautas alimenticias, es una herencia cultural que representa  a un estilo de vida saludable que abarca desde recetas, formas de cocinas, productos; hasta actividades humanas diversas. 

 

Los ingredientes que conforman la dieta mediterránea son tales como las verduras, legumbres, fruta, pescado, carnes blancas, la pasta, el arroz y los frutos secos. Los productos de temporada también son importantes y las recetas adaptadas a cada temporada.

Pero los factores diferenciales son: el consumo diario de vegetales, frutas, granos enteros y grasas saludables (AOVE); consumo frecuente de pescado, aves y huevos;consumo moderado de lácteos; y consumo muy limitado de carnes rojas.

 

El AOVE

El aceite de oliva forma parte de la historia de la cultura mediterránea, ya que fue una de las primera plantas cultivadas. Está ligado al vino y al pan, conformando así el tridente básico de la dieta.

 

Beneficios

El AOVE es casi en su totalidad, grasas de origen vegetal que no aporta colesterol. La aportación calórica es de buena calidad ya que provienen de grasas insaturadas, principalmente monoinsaturadas que son beneficiosas para la salud

 

Difiere con respecto al aceite de oliva refinado, en que posee más omega 3 o ácidos grasos poliinsaturados esenciales, grasas que nuestro cuerpo no produce por sí solo y necesitamos consumirlo. Un estudio publicado en Current Opinion in Biotechnology afirma que su consumo tiene un efecto diferente que el de los aceites refinados.

 

Es antiinflamatorio y un gran aliado a la hora de perder grasa. El consumo del AOVE en ayunas reduce la acidez gástrica, ayuda a mejorar el tránsito intestinal, mejora la absorción de nutrientes, etc. Disminuye el colesterol malo y ayuda a incrementar el malo, permite reducir la grasa y es un excelente antioxidante.

 

El oleocanthal, que sólo está presente en el AOVE, es el compuesto responsable de los efectos antiinflamatorios y las propiedades anticancerígenas que posee. Gracias a este efecto se ha demostrado que ayuda a tratar la osteoartritis y también ciertos casos de fibromialgia.

Como podemos ver el aceite de oliva virgen extra es fundamental en la dieta mediterránea, es un gran aliado a la hora de llevar una alimentación equilibrada y saludable. En La Rentilla producimos nuestros propios aceites ecológicos, cuidando hasta el más mínimo detalle durante el proceso. ¡Hazte con ellos en nuestra tienda online!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *